-->

martes, 15 de febrero de 2011

Joiada - Josbecasa. DICCIONARIO BÍBLICO ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA




DICCIONARIO BÍBLICO ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA



Contenidos - Contents
EL DICCIONARIO BÍBLICO ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA





Joiada


(heb. Yôyâdâ{ y Yehiôyâdâ{, "Yahweh conoce [sabe]").



1.


Hombre cuyo hijo Benaías fue uno de los valientes de David y alto oficial de los ejércitos de David y de Salomón (2 S. 8:18; 23:22; 1 R. 1:8; 4:4; 1 Cr. 11:22; etc.). Joiada vivió presumiblemente en Cabseel (2 S. 23:20), y era sacerdote (1 Cr. 27:5), no "sumo sacerdote" como dice la RVR.


Posiblemente el Joiada 3.



2.


Sumo sacerdote durante los reinados de la reina Atalía y del rey Joás de Judá. Estaba casado con Josaba o Josabet, la hija del rey Joram y hermana del rey Ocozías (2 R. 11:2-4; 2 Cr. 22:11). Cuando Atalía usurpó el trono después de la muerte de su hijo Ocozías, mató a todos los hijos de la familia real, excepto al príncipe menor Joás, a quien la esposa de Joiada rescató y ocultó en el templo durante 6 años. Al fin de ese período, Joiada proclamó a Joás, su sobrino, como rey y mató a Atalía (2 R. 11:1-16; 2 Cr. 22:10-23:15). Luego condujo al pueblo a hacer un pacto con Dios y con el rey (2 R. 11:17), y fue instrumento en la destrucción del templo de Baal (v 18). Por muchos años ejerció una buena influencia sobre el joven rey, de modo que Joás siguió a Dios mientras su tío vivió (2 Cr. 24:2). Joiada murió a la edad de 130 años, y en reconocimiento de sus servicios a la nación fue enterrado entre los reyes de Judá en la ciudad de David (vs 15, 16). Joás reveló una sorprendente ingratitud después de la muerte de Joiada, no sólo permitiendo que el pueblo cayera otra vez en la idolatría, sino apedreando a Zacarías, el hijo de su benefactor, quien protestó por el retomo del pueblo a la idolatría (vs 17-22).



3.


Dirigente de 3.700 descendientes de Aarón que vinieron a Hebrón para entregar el reino a David (1 Cr. 12:27); tal vez se trate de Joiada 1.



4.


Hijo de Benaías y sucesor de Ahitofel, consejero de David (1 Cr. 27:34). En lugar de "Joiada, hijo de Benaía", 2 manuscritos hebreos tienen "Benaía, el hijo de Joiada", con lo que este Joiada sería idéntico al Joiada 1. Sin embargo, Joiada 3 habría sido nieto de Joiada 1. No hay razones suficientes para dudar de la lectura del texto masorético.



5.


Judío que reparó una de las puertas de Jerusalén en tiempos de Nehemías (Neh. 3:6).



6.


Sumo sacerdote que era bisnieto de Jesúa e hijo de Eliasib (Neh. 12:10, 11, 22). Cuando Nehemías regresó a Jerusalén para su 2º término como gobernador de Judea, encontró que un hijo de Joiada se había casado con una hija de Sanbalat de Samaria. Nehemías, por lo tanto, lo expulsó, probablemente de Jerusalén (13:28).



7.


Sacerdote del tiempo de Jeremías (Jer. 29:26).


Joiarib


(heb. Yôyârîb; forma abreviada de Yehôyârîb, "Yahweh suplica" o "Yahweh contiende [contenderá]", o "a quien Dios defenderá [contenderá]").



1.


Descendiente de Aarón y jefe ancestral del 1º grupo de los 24 en que David organizó a los sacerdotes (1 Cr. 9:10; 24:1, 6, 7). Su familia pudo haber sido la de Joiarib 4.



2.


Uno de los "hombres doctos" que regresaron de Babilonia con Esdras.
Esdras lo envió vio con algunos otros hombres desde el campamento sobre el río Ahava para pedir levitas y sirvientes del templo para el culto (Esd. 8:16, 17).



3.


Descendiente de Judá cuyo padre fue Zacarías (Neh. 11:5).



4.


Jefe de una familia de sacerdotes que regresó de Babilonia con Zorobabel (Neh. 12:6). A la familia de Joiarib también se la menciona en la siguiente generación (v 19), y en el tiempo de Nehemías (11:10). Se dice que los asmoneos, los famosos reyes-sacerdotes de los ss II y I a.C., eran descendientes de cierto Yehoyarib (1 Mac. 2:1). La familia de este Joiarib pudo haber sido a su vez descendiente de Joiarib 1.


Jonadab


(heb. Yônâdâb y Yehônâdâb, "Yahweh es abundante [liberal, generoso]" o "para quien Yahweh es liberal").



1.


Sobrino de David que hizo los planes para que su primo Amnón pudiera violar a Tamar (2 S. 13:3-6).



2.


Hijo de Recab, un ceneo (Jer. 35:6; 1 Cr. 2:55). Jonadab, uno de los jefes de los recabitas, estableció para la tribu la regla de que debían vivir en tiendas, abstenerse del vino y ser nómades sin ocuparse de la agricultura (Jer. 35:6, 7). Cuando Jehú llegó a ser rey de Israel y estaba por destruir la adoración de Baal en su reino, llevó a Jonadab consigo a Samaria, sabiendo que simpatizaba con su celo contra el culto extranjero (2 R. 10:15-28).


Jonán


(gr. Iônám, tal vez "dado por Dios"; posiblemente del heb. Yôjânân, Johanán).


Descendiente 653 de Judá que aparece en la genealogía de Jesús registrada por Lucas (Lc. 3:30).


Jonás


(heb. Yônâh, "paloma"; gr. IÇnás).



1.


Profeta del reino norteño de Israel cuyo ministerio quizás ocurrió antes o durante la 1ª parte del reinado de Jeroboam II (c 793-c 753 a.C.), cerca de 11/2 siglo después de la muerte de Salomón y de la división del reino (c 931 a.C.). Era hijo de Amitai (Jon. 1:1), y su casa estaba en Gat-hefer, en Galilea (2 R. 14:25). Fuera de la información que se da en el libro de Jonás, el único dato conocido acerca de él es que en algún momento durante el reinado de Jeroboam, o algo antes, predijo la restauración de la frontera norte de Israel (v 25). Véase Jonás, Libro de.


287. El monte Nebi Yûnus dentro de la ciudad de la Nínive antigua. Los pobladores del lugar creen que la mezquita del centro a la derecha sería el lugar donde está enterrado el profeta Jonás.



2.


Padre de Simón Pedro (Jn. 1:42; 21:15-17).


Jonás, Libro de.



Quinto de los así llamados Profetas Menores (véase CBA 4:1019-1021).



I. Autor.


La antigua tradición judía atribuye el libro a Jonás, posición uniformemente rechazada por los eruditos críticos modernos. El libro no afirma en ninguna parte que Jonás sea su autor, pero un razonamiento por analogía -a partir del hecho de que otras obras proféticas del AT llevan el nombre de su autor como título- suguiere que no hay razón válida para suponer que el libro de Jonás sea una excepción a esa regla. Por supuesto que se puede considerar el título del libro sencillamente como el nombre de su personaje principal, pero eso no sería un desafío a su autenticidad.



II. Ambientación.


Sobre la base de ciertas palabras y expresiones arameas, muchos eruditos modernos han sugerido una fecha postexílica para el libro, aunque sin negar necesariainente su base histórica. Sin embargo, descubrimientos recientes han demostrado que las palabras y expresiones arameas, supuestamente tardías, estaban realmente en uso siglos antes del tiempo de Jonás. No hay evidencia objetiva para indicar que el libro no pudo haber sido escrito cuando el profeta vivía. El uso del pronombre de la 3ª persona singular y plural en Jonás está en armonía con el estilo de otros profetas, tales como Isaías (véase Is. 7:3), Jeremías (Jer. 20:1-3), Daniel (Dn. 1:6-12), etc., y por numerosos otros escritores antiguos como Jenofonte y César.


De acuerdo con 2 R. 14:25, Jonás profetizó la restauración del límite norte de Israel durante el reinado de Jeroboan II. En consecuencia, su ministerio puede ser fijado en la 1ª parte del s VIII a.C., quizá durante el principio del reinado de Jeroboam II (c 793-c 753 a.C.). El v 25 aclara que Jonás llevó un mensaje a su pueblo así como llevó uno a los asirios en Nínive. Durante 1 1/2 siglo el reino del norte había estado separado de Judá, y el curso de su historia se caracterizaba por apostasía y corrupción nacional cada vez más profundas. El largo reinado de Jeroboam II tuvo un reavivamiento de la prosperidad y una extensión de las fronteras de Israel, que incluyó todo lo que había pertenecido al reino hebreo durante su edad de oro bajo David y Salomón, con excepción de Judá. Jonás había descripto este estado de cosas, aparentemente como que Dios quería darle a la nación un período de favor como un atractivo para que regresaran al Dios verdadero. Sin embargo, Jeroboam "hizo lo malo ante los ojos de Jehová" (v 24), al igual que sus sucesores, y unos 30 años más tarde el reino llegó a un desgraciado fin.


El libro de Jonás sin duda ha suscitado más críticas que cualquier otra porción de las Escrituras. Desde el punto de vista humano, el relato es increíble, a pesar de recientes casos documentados parecidos, puesto que en el curso natural de los acontecimientos Jonás nunca hubiera podido salir con vida de su experiencia. Sin embargo, la pregunta no es tanto si la de Jonás puede ser demostrada sobre una base científica, sino si Dios alguna vez actúa en forma sobrenatural para cumplir sus propósitos. Para quienes aceptan a Jesucristo como el Hijo de Dios, su sencilla declaración de que el profeta estuvo "en el vientre del gran pez tres días y tres noches" (Mt. 12:39, 40) es documentación suficiente del milagro.



III. Tema.


El libro de Jonás difiere de los escritos de todos los demás profetas del AT en que su único mensaje fue dirigido a los habitantes de una nación extranjera. Además, la obra es de forma estrictamente narrativa, y no contiene un mensaje directo de Dios, excepto la orden de arrepentirse a los ninivitas. Surge naturalmente la pregunta: ¿Por qué se le dio al libro de Jonás un lugar en el canon sagrado? 654 Sin duda la respuesta reside en que el relato contenía una lección valiosa para Israel. En primer lugar condena el prejuicio intolerante de los patriotas hebreos que rehusaban admitir que los no israelitas pudieran ser incluidos en la salvación.


Ciertamente, no es probable que Jonás contara esta historia -que lo ponía en una situación por demás incómoda-, a menos que se diera cuenta de su error y sintiera que el informe de su experiencia podía ayudar a los demás israelitas. Además, el libro enfatiza la gran misericordia de Dios, demostrada al preservar la vida de los marineros paganos (Jon. 1:15), al conservar la vida de Jonás a pesar de su desobediencia (1:17-2:10), al dar a los ninivitas una oportunidad de arrepentirse e impedir el castigo cuando se arrepintieron (3:2, 10), y al mostrar paciente trato con Jonás (4:1-11). La narración también revela los medios sencillos que Dios a menudo utiliza para realizar su voluntad (véase 1:4, 17; 2: 10; 4:6-8).



IV. Contenido.


Algo parecido a la forma como apareció Elías el tisbita, Jonás surge repentinamente en la escena cuando Dios lo envía a Nínive a anunciar su destrucción (Jon. 1:2; lo que evidentemente era una invitación a arrepentirse; cf 3:5-10). No queriendo ir como profeta a una ciudad extranjera y preocuparse por la conversión de sus habitantes, Jonás sale en dirección opuesta, hacia Tarsis (quizás el Tarteso clásico, en la costa sur de España), con la intención de "huir de la presencia de Jehová" (1:2, 3) ante la aparente imposibilidad de la misión y la falta de perspectiva de que una población no israelita se pueda arrepentir. Cuando el barco navega, tal vez en dirección norte y siguiendo la costa, se encuentra con una feroz tormenta que el capitán atribuye a la ira de los dioses contra alguien a bordo. Echan suertes, lo que revela culpable a Jonás (1:7-11). Con notable valor éste propone que lo echen por la borda para que la tormenta amaine y se salve el barco (v 12). Esta demostración de valor físico está en agudo contraste con la cobardía moral de Jonás al intentar huir. Aunque lo arrojan al mar, su vida es salvada por "un gran pez" (v 17) en cuyo vientre pasa los siguientes "tres días y tres noches": un período de 24 horas más una parte no especificada del día anterior y del día siguiente. Dios escucha la oración de arrepentimiento de Jonás, y el pez lo deposita "en tierra" (2:1, 10). Es posible que ahora se encuentre frente a la isla de Chipre, tal vez unos 240 km más cerca de Nínive que cuando subió al barco. Dios lo envía una vez más a la ciudad y él responde sin hacer más preguntas (3:1-3). Los ninivitas se arrepienten y el Señor preserva a Nínive (vs 4-10).


Pero extrañamente Jonás sigue sin amar a los ninivitas, y se enoja tanto porque aceptaron su advertencia que implora a Dios que lo deje morir (4:1-3); a pesar de la misericordia divina para con él mismo, se enoja por la que Dios tiene con los ninivitas. Entonces, con una lección objetiva, Dios le muestra la locura de su actitud y justifica su decisión de salvar al pueblo de Nínive (vs 4-11). Su distorsionado sentido de los valores se hace evidente en su total indiferencia hacia los ninivitas y su enorme preocupación por la calabacera que se marchita. Ante la pregunta de Dios: "¿Tanto te enojas por la calabacera?", contesta con energía: "Mucho me enojo, hasta la muerte" (v 9). El relato concluye abruptamente con la afirmación de que la vida de los habitantes de Nínive son de un valor infinito comparado con el de la calabacera.


Jonatán


(heb. Yônâthân y Yehônâthân, "Yahweh ha dado" o "dado por Yahweh"; cun. Yáhu-natunnu; también aparece en las impresiones de un antiguo sello heb.).



1.


Levita gersonita descendiente de Moisés (Jue. 18:30). En el texto masorético, al parecer porque los masoretas pensaron que era una desgracia para Moisés que uno de sus descendientes fuera sacerdote de un ídolo, insertaron una n sobre la línea donde está el nombre de Moisés en Jue. 18:30, de modo que en hebreo consonántico se leyera Manasés (Mnshh) en vez de Moisés (Mshh). Como esta letra insertada no fue incorporada al texto sino que está suspendida por encima de la línea, es fácil de reconocer que no es parte del texto original.


Jonatán era un habitante de Belén. Mientras viajaba por Efraín en busca de trabajo, se encontró con Micaía, un efraimita, quien lo contrató para oficiar como sacerdote de un ídolo que había levantado en su casa (Jue. 17:1-13).


Cuando poco después los danitas pasaron por Efraín en su camino hacia el norte en busca de nuevas tierras, robaron el ídolo de Micaía y convencieron a Jonatán de que fuera con ellos y continuara en el oficio sacerdotal para este ídolo, pero ahora en favor de la tribu de Dan. Pusieron el ídolo en un santuario en Dan, y los descendientes de Jonatán por mucho tiempo fueron sacerdotes de este santuario idolátrico (18:2-6, 14-31). Véase Micaía 1.



2.


Hijo mayor del rey Saúl (1 S. 14:49) y comandante de un cuerpo del ejército (13:2). Hirió a una guarnición filistea en Geba, y como resultado precipitó la guerra entre Israel y 655 los filisteos. Luego hizo un ataque por sorpresa a los filisteos en Micmas, lo que creó tal confusión en su campamento que Saúl obtuvo una fácil victoria. En la persecución posterior, Jonatán comió un poco de miel silvestre y, sin saberlo, traspasó una prohibición de su padre en el sentido de que nadie, bajo pena de muerte, probara alimento alguno durante la persecución al enemigo. Esto casi le costó la vida, pero el pueblo intervino e impidió que Saúl matara a su hijo (13:3-7; 14:1-46).


Cuando David mató a Goliat, Jonatán llegó a ser amigo del valiente muchacho pastor de Belén (18:1-4). Su amistad se hizo más profunda a medida que pasaban los años, a pesar de la enemistad de Saúl contra David. Esta amistad desinteresada casi le costó la vida a Jonatán, cuando Saúl, en un arranque de ira, le arrojó una lanza por haber defendido a David, de quien sabía que llegaría ser rey de Israel (1 S. 19:1-7; 20:1-42).


Más tarde, cuando David vivía en el sur de Judá como fugitivo de la ira de Saúl, los 2 amigos tuvieron su última reunión registrada (23:16-18).


Jonatán pereció con su padre y 2 hermanos en la batalla de Gilboa, en la que los israelitas fueron derrotados por los filisteos (1 S. 31:1, 2; 1 Cr. I0:1, 2). Su cuerpo, junto con los de otros miembros de la familia real, fue atado en los muros de Bet-seán. Pero los hombres de Jabes de Galaad, agradecidos por haber sido salvados por Saúl en una ocasión anterior, cruzaron el Jordán. rescataron los cuerpos y le, dieron una honrosa sepultura (1 S. 31:10-13; 1 Cr. 10:8-12). David. emocionado por la muerte de Jonatán, lo lloró y compuso una hermosa elegía registrada en 2 S. 1:17-27, Jonatán dejó un hijo paralítico, Mefiboset (o Meri-baal), a quien David mostró bondad por amor a Jonatán (4:4; 9:1-13; 19:24-30). Los descendientes de Jonatán de varias generaciones están anotados en el registro bíblico (1 Cr 8:34-40; 9:40-44).



3.


Hijo del sumo sacerdote Abiatar; sirvió, durante la rebelión de Absalón, como mensajero entre David y los cortesanos leales que quedaron en Jerusalén. Con Ahimaaz, el hijo de Sadoc, se escondió en un pozo en Bahurim, al noreste de Jerusalén, y pasaron a David la información que les llegó (2 S. 15:27, 36; 17:15-22). También fue el primero en llevar las noticias de la coronación de Salomón a Adonías y sus compañeros de conspiración, que se había reunido para proclamarse rey (1 R. 1:41-49).



4.


Hijo de Simea, el hermano de David. Se distinguió por matar a un gigante de Gat (2 S. 21:21, 22); algunos piensan que es el mismo Jonatán 7.



5.


Valiente de David (2 S. 3:32; 1 Cr.11:34).



6.


Hijo de Uzías; uno de los tesoreros de David (1 Cr. 27:25).



7.


Tío del rey David que fue un sabio consejero y escriba (1 Cr. 27:32).
Algunos comentadores creen que la palabra "tío" aquí tiene el significado de "pariente", y que este Jonatán podría ser Jonatán 4, un sobrino de David.



8.


Habitante de Judá (2 Cr. 2:32, 33).



9.


Levita a quien el rey Josafat de Judá envió a enseñar al pueblo (2 Cr. 17:8).



10.


Padre de un dirigente de 50 hombres de la familia de Adín que estuvieron entre los que regresaron de Babilonia con Esdras (Esd. 8:6).



11.


Hombre de Jerusalén en tiempos de Esdras que se opuso al método adoptado para apartar las esposas extranjeras de algunos judíos que se habían casado con ellas (Esd. 10:15).



12.


Sumo sacerdote, hijo de Joiada (Neh. 12:11); aparentemente el mismo que se conocía como Johanán. Véase Johanán 10.



13.


Sacerdote en los días cuando Joiacim era sumo sacerdote (Neh. 12:14).



14.


Jefe de una familia de sacerdotes en los días del sumo sacerdote Joiacim
(Neh. 12:18). Algunos lo identifican con Jonatán 15.



15.


Sacerdote, jefe de una familia en tiempos de Nehemías (Neh. 12:35); podría ser Jonatán 14.



16.


Secretario o escriba en cuya casa estuvo preso el profeta Jeremías (Jer.
37:15
). Es posible que sea Jonatán 17.



17.


Oficial del ejército de Sedequías que no fue capturado por el ejército de Nabucodonosor y fue a Mizpa para ponerse a las órdenes del nuevo régimen de Gedalías (Jer. 40:8). Si este nombre pertenece al texto, puede ser Jonatán 16.


Jope


(heb. Yâfô, "belleza [hermosura, gracia]"; mencionada por 1ª vez en los textos cun. de Ebla del período prepatriarcal, y luego por Tutmosis III en el , XV a.C., Ypw; Cartas de Amarna, Yapu; fen. Ypy; gr. Ióppe).


Antigua ciudad cananea sobre la costa de Palestina, mencionada como una ciudad de la frontera de Dan (Jos. 19:46), pero que aparentemente nunca fue ocupada por los israelitas en tiempos del AT. Como era el único puerto entre Egipto y el cordón del Carmelo (a menos que se cuente a Dor), era de gran importancia para el interior de Palestina. Estaba a unos 55 km al noroeste de Jerusalén (véase Jafo en el Mapa 656 VI, D-2). Los cedros del Líbano que se usaron en la construcción del templo de Salomón y el de Zorobabel entraron a Palestina por este puerto (2 Cr. 2:16; Esd. 3:7), y allí el profeta Jonás se embarcó para huir de la orden divino en un barco con destino a Tarsis* (quizás en España; Jon. 1:3). Jope fue puesta bajo control judío, tal vez por 1ª vez, por los macabeos, que establecieron a un grupo de judíos en la ciudad, ampliaron su puerto y reforzaron sus fortificaciones (1 Mac. 10:74, 75; 12:33, 34; 14:5, 34). Pompeyo la convirtió en ciudad semilibre en el 63 a.C., pero César la devolvió a los judíos. En tiempos de los Herodes se convirtió en una fortaleza del judaísmo ortodoxo. Cuando estalló la rebelión judía (66 d.C.), los habitantes de Jope mostraron una oposición tan fanática a los romanos que Cestio Galo masacró a más de 8.000 de ellos. Aunque la ciudad se recuperó de esta catástrofe, fue destruida completamente por Vespasiano un poco más tarde.


288. La antigua ciudad de Jope sobre el Mar Mediterráneo.


El cristianismo entró temprano en Jope. La ciudad fue el hogar de Tabita o Dorcas, benefactora de los pobres. Cuando murió, Pedro la resucitó; resultado: "muchos creyeron" (Hch. 9:36-42). Pedro permaneció en la ciudad por un tiempo con Simón el curtidor (fig 118), donde tuvo una visión que le mostró que el evangelio tenía que ir a los gentiles, y que no había de hacerse distinción entre judíos y gentiles (10:5-48). Jope, hoy llamada Jafa (o Yafo), es ahora una sección de la ciudad doble Tel Aviv-Jafa con una población combinada de 321.700 habitantes (1990), con lo que es la ciudad más grande del Estado de Israel.


El montículo que contiene los restos de la antigua Jope está situado al este del puerto turco. Las excavaciones dirigidas por J. Kaplan desde 1955 han descubierto restos de fortificaciones y de casas de todos los períodos desde el 3º milenio a.C. hasta los tiempos islámicos. De interés especial son los restos de fortificaciones del período patriarcal construidos por los hicsos, y una puerta de la ciudad con bloques de piedra en los que hay inscripciones del tiempo cuando Jope estaba controlada por los egipcios bajo Ramsés II.


Bib.: J. Kaplan, en Archaeological Discoveries in the Holy Land
[Descubrimientos arqueológicos en Tierra Santa] (Nueva York, 1967), pp
112-118; H. y J. Kaplan, EAEHL II:532-541.


Jora


(heb. Yôrâh, "lluvia temprana" o "riego").


Jefe ancestral de una familia que volvió con Zorobabel de Babilonia (Esd.
2:18
); aparentemente Harif* 1.


Jorai


(heb. Yôray, de significado incierto).


Descendiente de Gad (1 Cr. 5:13).


Joram


(heb. Yehôrâm, Yôrâm, "Yahweh es exaltado [excelso]" o "exaltado por [ensalzamiento de] Yahweh"; gr. IÇrám).



1.


Hijo del rey Toi de Hamat, sobre el Orontes, en Siria. Su padre lo envió para felicitar a David, que había obtenido una notable victoria sobre Hadad-ezer (2 S. 8:9, 10). Se lo llama Adoram en 1 Cr. 18:10. Véase Adoram 3 .



2.


Quinto rey del reino sureño de Judá. Los datos cronológicos de la Biblia (1 R. 22:42; 2 R. 1:17; 3:1) indican que Joram estuvo asociado con su padre Josafat en el trono (unos 5 ó 6 años; c 854-c 848 a.C.) antes de ser el único gobernante. Reinó menos de 8 años (2 Cr. 21:5; c 848-c 841 a.C.).


Se casó con Atalía, una hija de Acab, y la acompañó en la adoración de Baal, como su suegro había seguido a Jezabel (2 R. 8:18, 26; 2 Cr. 21:6, 11). Después de la muerte de su padre, Joram asesinó a sus hermanos y a otros príncipes de Judá (2 Cr. 21:1-4). Su maldad no pasó sin castigo, porque cayeron sobre él una calamidad tras otra, como Elías se lo había predicho (vs 12-15). Primero se rebelaron los edomitas, que, aunque Joram pudo derrotarlos, permanecieron independientes (2 R. 8:20-22; 2 Cr. 21:8-10). Así Judá perdió las minas de cobre de Edom y la ciudad de Ezión-geber con su puerto. Luego se rebeló Libna (2 R. 8:22; 2 Cr. 21:10); y durante una invasión de los filisteos y tribus del noroeste de Arabia, Jerusalén fue saqueada, así como también el palacio, y el haréis real con todos sus hijos, excepto los menores, fueron llevados cautivos (2 Cr. 21:16, 17; 22:1). Finalmente, una enfermedad intestinal incurable lo atormentó durante los 2 últimos años de su vida (21:18, 19). Murió sin ser lamentado y fue sepultado en Jerusalén, pero no en las tumbas reales (v 20). Véase Cronología (V, B).



3.


Décimo rey del reino norteño de Israel (si se incluye a Tibni en la lista; 2 R. 8:16, 25; etc.). 657 Joram fue hijo de Acab y Jezabel (8:28; 9:22), y sucedió a su hermano mayor, Ocozías (1 R. 22:40; 2 R. 1:17), como último rey de la dinastía de Omri. Reinó durante 12 años (2 R. 3:1; c 852-841 a.C.). Fue un poco menos idólatra que su padre y quitó las estatuas de Baal (v 2), aunque la adoración del dios parece haber seguido hasta el tiempo de Jehú, aunque en una forma menos oficial (10:18-28). Cuando el rey moabita Mesa se rebeló contra Israel, después de la muerte de Acab, Joram intentó volverlo a la sujeción anterior. Para su empresa reclutó la ayuda de Josafat de Judá y la del rey de Edom. Los ejércitos de los 3 reyes marcharon hacia Moab a través de Edom, intentando atacar a Moab desde el sur. Casi perecieron de sed en el desierto del sur, pero por medio de Eliseo se les proveyó milagrosamente de agua. La campaña tuvo éxito en las etapas iniciales, y la capital del rey Mesa, Kir-hareset, fue sitiada.


Cuando una salida de los sitiados moabitas no produjo alivio, el desesperado rey moabita sacrificó a su hijo primogénito sobre el muro de la ciudad. Poco después, por alguna razón desconocida, los ejércitos aliados levantaron el sitio y retornaron (2 R. 3:1-27). La Piedra Moabita* del rey Mesa trata de este período y contiene mucha información adicional.


Joram fue el rey a quien probablemente Ben-adad II de Damasco envió a su comandante Naamán para ser sanado de la lepra (2 R. 5:1-7); el rey no identificado a quiene Eliseo reveló los movimientos del ejército sirio; y quien alimentó a los soldados enemigos y los envió de regreso desarmados a Siria después de haber sido heridos de ceguera en Dotán por la oración de Eliseo (6:8-23). Probablemente también fue el rey que, durante el sitio de Samaria, culpó al profeta por el sufrimiento del pueblo (vs 24-33). La ciudad experimentó una liberación inesperada como había predicho Eliseo (7:1-20). La vida llena de incidentes de Joram llegó a un fin trágico. Recibió heridas en Ramot de Galaad en una guerra contra los sirios, y mientras se recuperaba en Jezreel fue asesinado por Jehú, el comandante de su ejército, que usurpó el trono de Israel (9:14-28). En ese momento estaba Ocozías de Judá con Joram, que también fue herido mortalmente por Jehú.



4.


Levita que descendía de Eliezer, un hijo de Moisés (1 Cr. 26:25; cf
23:15-17
).



5.


Uno de los dos sacerdotes enviados por el rey Josafat para instruir al pueblo en la ley de Dios (2 Cr. 17:8).


Jorcoam


(heb. Yorqe{âm, tal vez "'esparcimiento del pueblo" o "extensión del pueblo").


Hijo de Raham, de la familia de Caleb (1 Cr. 2:44), o el nombre de un lugar habitado por los descendintes de Raham. No ha sido identificado. Algunos opinan que es idéntico a Jocdeam.*


Jordán


(heb. Yardên, "que desciende [el descendiente]"; egip. Yrdn; gr. Iordán's).


El río más importante de Palestina. Divide al país en 2 partes: la Palestina occidental (tierra de Canaán), la parte más importante y rica; y la Transjordania. Las fuentes del Jordán están ubicadas en la ladera occidental del monte Hermón, el cordón más meridional de los montes Antilíbano.


Finalmente son 4 las corrientes que forman el río Jordán. La más oriental de estas 4 corrientes es el Nahr Bâniyâs, el río Paneas, de unos 8 km de largo. Su fuente está a unos 331 m s.n.m. en la famosa gruta de Paneas, llamada así en tiempos helenísticos en honor del dios griego Pan. El siguiente, el Nahr el-Leddan, es un río mucho más corto, que surge de numerosos manantiales cerca de la antigua ciudad de Dan, ahora Tell el-Qâdî, a unos 145 m s.n.m. El tercero es el Nahr el-Hasbân§, el más largo de los 4 tributarios. Desde su naciente, a unos 528 m s.n.m., corre por unos 38,5 km a lo largo de la ladera occidental del monte Hermón. El río más occidental es el Nahr Bereighith, que se origina cerca de la antigua ciudad de Ijón, ahora Tell ed-Dibbin, a unos 550 m s.n.m. Estos 4 ríos se unen al sur del Hermón y constituyen el Jordán, llamado esh-Sherî{ a el-Kebîreh por los árabes. Desde esta confluencia, a unos 43 m s.n.m., el río corre unos 11 km por una llanura fértil con vegetación subtropical. Parte de ella es pantanosa, con abundancia de plantas de papiro que hasta hace poco los árabes usaban para hacer esteras. El gobierno de Israel ha estado desecando esos pantanos para recuperar las tierras.


289. Vista aérea del tortuoso curso del río Jordán en la conjunción de Jaboc.


El primero de 3 lagos formados por el 658 Jordán era el Lago Huleh (Ba1ret el-2ûleh), llamado Semeconitis por Josefo, hasta que el gobierno de Israel lo drenó y su fondo se usa como tierras de labrantío, a través de la cual fluye el río. Muchos escritores modernos lo han identificado equivocadamente con las "aguas de Merom"* (Jos. 11: 5), que están a unos 16 km al sudoeste del antiguo Lago Huleh. Este se hallaba a unos 2 m s.n.m. y tenía unos 5 km de largo por 3 km de ancho en su parte norte, y su profundidad variaba de 3 a 5 m. Después de salir del desecado lago Huleh, el río fluye por unos 3 km a una velocidad constante hasta que llega al "Puente de las Hijas de Jacob" (Jisr Banat Ya'qub), por el que pasa la carretera principal de Galilea a Damasco. Luego atraviesa una garganta de basalto, estrecha y con pronunciada pendiente, que forma muchos saltos y caídas, y desciende unos 183 m en los siguientes 11 km. Al salir de ese desfiladero entra a una pequeña llanura, y en el último par de kilómetros antes de desembocar en el otro lago, el Mar de Galilea, fluye serenamente.


En la distancia de 16 km entre los 2 lagos, el nivel del río bajó de 2 m s.n.m. a unos 209 m b.n.m., un descenso de unos 211 m.


El Mar de Galilea, bien conocido por todo cristiano por su relación con la vida de Jesús, es llamado Mar de Cineret en el AT (Jos 12:3; 13:27), por la ciudad de Cineret,* cerca de su ribera noroccidental. El lago tiene unos 21 km de largo y un ancho máximo de unos 13 km cerca del centro. Su profundidad máxima es de unos 46 m. El lago está alimentado no sólo por el río Jordán, sino también por corrientes menores que entran en él por la orilla noreste y por el oeste, y por numerosos manantiales de agua caliente y fría subacuáticas. El lago siempre ha tenido abundancia de peces.


El Jordán deja el Mar de Galilea en su extremo sudoeste y se convierte en el río más sinuoso del mundo, con innumerables meandros en su curso hacia el sur. Por causa de estas curvas, recorre 320 km para cubrir una distancia que en línea recta es de sólo 104 km entre el Mar de Galilea y el Mar Muerto* (fig 289). Varios tributarios aumentan el volumen de agua del río. Los afluentes occidentales son insignificantes, pero los ríos, Yarmuk y Jaboc en Transjordania son importantes; el primero aporta al Jordán en su confluencia casi tanta agua como la que lleva el Jordán mismo. En su recorrido desde el Mar de Galilea, el Jordán desciende otros 183 m hasta llegar al Mar Muerto, a 396 m b.n.m., la región más baja de la tierra. El promedio de descenso del río es de 0,50 m por cada km si se sigue su cauce, o de 1,70 m por cada km en línea recta. Su corriente es veloz, con muchos torbellinos y rápidos que hacen peligrosa su navegación, aunque algunos lo han hecho, especialmente en pequeños botes metálicos, como lo cuenta el Tte. Lynch.


El amplio valle del río, que tiene entre 5 y 19 km de ancho, se llama en árabe el-Ghor, "la tierra baja". Dentro del valle hay otra depresión, a cuya orilla se encuentran unas colinas grises de marga y arcilla de aspecto extraño, de hasta unos 30 m de altura, llamadas qattarahs, sobre las que no crece nada. La depresión inferior, en la que fluye el río, recibe el nombre de Zor, "espesura" o "matorral", un nombre apropiado, ya que en muchas partes abunda una vegetación parecida a una selva. Este matorral era refugio de animales silvestres en tiempos antiguos (Jer. 49: 19). El río mismo tiene entre 27 y 30 m de ancho y de1 a 3 m de profundidad. Mapa II, B-3.


Los lugares habitados que surgieron en el Ghor generalmente no se encuentran en el Zor, sino por sobre ella, a orillas de los tributarios del Jordán. Sin embargo, sólo unos pocos sitios de la ribera occidental eran aptos para ser poblados. Uno de ellos estaba sobre el Nahr J~lûd, que formaba la extensión oriental del valle de Jezreel. Sobre sus orillas y cerca de ellas surgieron varias poblaciones importantes. Otra región similar estaba formada por el Wâd§ Fâr{ah, que recibía el agua de un manantial que está al noreste de Siquem. El 3º lugar era la llanura de Jericó,* donde el Wâd§ Qelt se une al Jordán. Un copioso manantial de esa región, ahora llamado {Ain es-Sultân, proporcionaba condiciones atractivas para una población, y desde el amanecer de la historia palestina se formó un pueblo en ese lugar, como lo demostraron excavaciones recientes. Los restos más antiguos de Tell es-Sultân, la ancestral Jericó, rernontan en la historia más que cualquier otro sitio excavado hasta ahora en Palestina. Los diversos 659 tributarios que se unían al Jordán desde el este formaban pequeñas llanuras en su confluencia, con tierras fértiles que permitían la agricultura. Sobre ella se formaron poblaciones. La mayor de esas llanuras estaba inmediatamente al noreste del Mar Muerto. Su nombre, "los campos de Moab" (Nm. 22:1; etc.), indica que en épocas muy tempranas debió haber estado ocupada por moabitas.


290. El río Jordán visto desde las colinas de Galaad.


Los pasajes bíblicos que se refieren al Jordán tratan mayormente del sector del río entre el Mar de Galilea y el Mar Muerto. Como antes del tiempo de los romanos no había puentes que lo cruzaran, se lo atravesaba por algún vado o en botes. En la parte superior, al norte de la confluencia con el río Jaboc, en varios lugares había pasos fáciles de vadear, pero en el sur la corriente es veloz (muchas personas perdieron la vida intentando pasar en esta parte). Los israelitas cruzaron el Jordán en seco, a la latitud de Jericó, en virtud de un milagro (Jos. 3:1-17; 4:1-24; Sal. 114:3, 5). El informe bíblico pone en claro que lo atravesaron en primavera, cuando el Jordán desbordaba por el derretimiento de la nieve del monte Hermón.


Cuando los sacerdotes entraron en el agua, el río se detuvo en Adam, la moderna Tell ed-Dâmiyeh, a unos 35 km al norte del Mar Muerto, pero al sur de Adam el agua seguía hacia el Mar Muerto dejando seca una buena extensión del lecho del río (Jos. 3:14-17; 4:15, 16).


En tiempos históricos se han registrado en el mismo lugar varios desprendimientos, producidos por terremotos. En la noche del 8 de diciembre de 1267 d.C., una elevada colina que domina el río, cerca de ed-Dâmiyeh cayó al cauce y formó un dique que durante 16 horas dejó en seco la parte sur de esa represa natural. Entretanto, el agua al norte de ed-Dâmiyeh inundó las tierras vecinas; finalmente, abrió una brecha en ella y se restableció el nivel del río en todo su curso. Casos similares se registraron en 1546 y en 1906. Otra vez, en el fuerte terremoto del 11 de julio de 1927, que destruyó muchas propiedades y costó muchas vidas, un barranco alto en ed-Dâmiyeh cayó al río y formó un dique que interrumpió su curso durante 21 1/2 horas, de modo que los pobladores cruzaron y volvieron a cruzar el lecho seco a pie a voluntad. Algunos opinan que para el cruce de los israelitas bajo Josué, Dios tal vez produjo un terremoto para formar el dique que contuviera el agua del río en el momento preciso cuando estaban listos para cruzarlo, usando, como en otras ocasiones, medios naturales para realizar sus milagros (fig 9).


Jacob y su familia vadearon el Jordán tal vez cerca de la boca del Jaboc (Gn. 33:17, 18). Los madianitas, perseguidos por Gedeón y sus fuerzas, lo habrían cruzado al norte del Jaboc, en las proximidades de Sucot (Jue. 7:24; 8:4, 5). David, cuando huyó de Absalón con un grupo de leales seguidores, atravesó el Jordán quizá cerca de Jericó, y esta actividad -tal vez por medio de botes- habría mantenido ocupado al grupo toda la noche (2 S. 17:22). También se informa del cruce de Absalón y sus fuerzas, y más tarde el de David al regresar a Jerusalén (17:24; 19:15-18, 39). Dos veces se realizó milagrosamente el paso en seco en tiempos de Elías y de Eliseo:primero para permitir que los 2 profetas cruzaran el río, y luego para que Eliseo lo volviera a pasar (2 R. 2:5-8, 13-15). Una vez más el Jordán desempeñó un papel en la vida de Eliseo cuando le pidió a Naamán, el oficial sirio, que se lavara 7 veces en sus aguas para ser limpiado de su lepra (5:10, 14). Jesucristo fue bautizado en el Jordán por Juan (Mt. 3:13-16; cf Jn. 3:23; fig 292).


Bib.: W. F. Lynch, "Narrative of the United States Expedition to the River Jordan and the Dead Sea" [Narración de la expedición norteamericana al río Jordán y el Mar Muerto], realizada en 1848; John Garstang, The Foundations of Bible History [Los fundamentos de la historia bíblica] (Londres, 1931), pp 136, 137; D. H. Kallner, Amiran, IEJ 1 (1950-1951):229, 236, 245.


Jorim


(gr. IÇréim; del heb. Yehôrîm, "Yahweh es exaltado").


Descendiente de Judá en la genealogía de Jesús registrada por Lucas (Lc. 3:29).


Jornalero


(heb. Sakîr, "contratado", "obrero alquilado"; gr. misthÇtós, "un siervo alquilado" [del verbo mishtóÇ, "alquilar", que a su vez está relacionado con misthós, "salario", "alquiler", "recompensa"]).


Ðakîr sencillamente significa alguien o algo que ha sido "alquilado por una recompensa". Puede ser un animal (Ex. 22:14) o un objeto inanimado (ls. 7:20). El término también se puede aplicar a soldados mercenarios (Jer. 46:21). Pero el uso más común del término tiene relación con los obreros corrientes contratados para realizar una tarea (frecuentemente servil) para su amo (Job 7:2; Is. 16:14; etc.). Este último uso es el significado principal del gr. misthÇtós.


Josaba


(heb. Yehôsheba{ y Yehôshab{ath, "Yahweh es un juramento [ha juramentado]" o "el juramento de Yahweh").


Hija del rey Joram de Judá, hermana del rey Ocozías y esposa de Joiada, el sumo sacerdote. Cuando Atalía intentó asesinar a todos los hijos del rey -en 660 ocasión de la muerte de su hijo, el rey Ocozías-, para eliminar a los rivales al trono que quería usurpar, Josaba rescató al joven príncipe Joás y por 6 años lo escondió en el templo, hasta que su esposo pudo proclamarlo rey de Judá sin inconvenientes (2 R. 11:2). En 2 Cr. 22:11 se la llama Josabet.*


Josabad


(heb. Yôzâbâd, "Yahweh da [dota]").


Jefe de los levitas en tiempos del rey Josías (2 Cr. 35:9).


Josabet


(heb. Yehôsheba{, "Yahweh ha juramentado [es un juramento]" o "el juramento de Yahweh").


Hija del rey Joram de Judá (2 Cr. 22:11); también llamada Josaba.*


Josacar


(heb. Yôzâkâr, "Yahweh ha recordado").


Uno de los 2 conspiradores que asesinaron al rey Joás de Judá (2 R. 12:21). En algunos manuscritos hebreos dice Yôzâbâd en vez de Yôzâkâr, cosa que no sorprende, porque las letras hebreas b y k, como también la d y la r, tienen una forma muy similar. Tal vez ésta sea la razón del nombre Zabad que se da al asesino en 2 Cr, 24:26. Véase Zabad 4.


Josadac


(heb. Yehôtsâdâq y Yôtsâdâq, "Yahweh es justo").


Padre de Jesúa, el sumo sacerdote (Esd. 3:2, 8; etc.; Neh. 12:26; Hag. 1:1; etc.; Zac. 6:11). Josadac fue llevado cautivo a Babilonia por Nabucodonosor (1 Cr. 6:14, 15). Véase Jesúa 3.


Josafat


(heb. Yehôshâfât y Yôshâfât "Yahweh ha juzgado [Juzga; es juez]"; gr. IÇsafát).



1.


Hijo de Ahilud y alto oficial de la corte bajo David y Salomón (2 S. 8:16; 20:24; 1 R. 4:3).



2.


Hijo de Parúa y mayordomo de Salomón, en Isacar (1 R. 4:17).



3.


Cuarto rey del reino sureño de Judá. Reinó 25 años (c 872-c 848 a.C.; 2 R. 8:16; cf 1:17; 2 Cr. 20:31). Hay razones para creer que estuvo asociado con su padre Asa (Mt. 1:8) en el trono durante los últimos años del reinado de éste, pues Asa sufría de los pies. A su vez, el hijo de Josafat, Joram, fue corregente en el trono hacia el fin del reinado de su padre. Josafat reinó sólo unos 17 años. Se lo describe como un buen rey, que no sirvió a dioses extranjeros, aunque muchos de sus súbditos todavía adoraban en los lugares altos, que no habían sido eliminados (1 R. 22:43; 2 Cr. 17:3).


En su 3º año envió príncipes, levitas y sacerdotes por todo Judá para enseñar al pueblo los principios de la Ley de Dios (2 Cr. 17:7-9), y Dios lo bendijo por esta causa. Pudo hacer las paces con Israel y también ganar el respeto y el favor de las naciones vecinas, algunas de las cuales le enviaron regalos (1 R. 22:44; 2 Cr. 17:11). Fue lamentable que relacionara su casa con la de Omri de Israel, al tomar a Atalía, la idólatra hija de Acab, como esposa para su hijo (2 R. 8:18). Véase Cronología (V, B).


Mientras visitaba a Acab después de la batalla de Qarqar (853 a.C.), Josafat fue incitado por el rey israelita a ayudarlo en una campaña para reconquistar Ramot de Galaad de los sirios. La campaña fracasó y en la batalla Acab fue mortalmente herido, pero Josafat escapó (1 R. 22:1-38; 2 Cr. 18:1-34). La confraternización de Josafat con el malvado rey de Israel fue severamente reprendida por el profeta Jehú, hijo de Hanani (2 Cr. 19:1, 2). Al volver del norte, Josafat continuo las reformas religiosas y judiciales iniciadas por su padre (1 R. 22:46; 2 Cr. 17:6). También instituyó un cuerpo judicial en Jerusalén para actuar como suprema corte del país (2 Cr. 19:4-11).


Más tarde, durante su reinado, los amonitas, moabitas y edomitas se unieron para invadir Judá desde el sur. Josafat buscó a Dios pidiendo liberación y el Señor atendió su oración. Los enemigos empezaron a pelear entre sí y en una sangrienta lucha se destruyeron mutuamente, hasta el punto que "ninguno" escapó (2 Cr. 20:1-30). Fue probablemente este desastre lo que le dio a Josafat acceso al fuerte edomita de Ezión-geber, aparentemente no ocupado por Judá desde el tiempo de Salomón. Ocozías de Israel se unió a él en una empresa para construir navíos con fines comerciales. Pero los barcos naufragaron, presumiblemente por una tempestad. Ocozías parece haber sugerido un segundo intento, pero Josafat no aceptó la idea, porque había sido reprendido por el profeta Eliezer por haberse unido con el malvado rey de Israel (1 R. 22:48, 49; 2 Cr. 20:35-37). Más tarde, se alió con Joram, otro hijo de Acab, en una campaña contra Moab, que tuvo cierto éxito (2 R. 3:4-27). Josafat fue sepultado en las tumbas reales de Jerusalén (2 Cr. 21:1). Véase Joram 3.



4.


Hijo de Nimsi y padre de Jehú, rey de Israel (2 R. 9:2,14).



5.


Mitnita, uno de los valientes de David (1 Cr. 11:43).



6.


Sacerdote que tocó la trompeta ante el arca de Dios cuando David la llevó a Jerusalén desde la casa de Obed-edom (1 Cr. 15:24).



7.


Valle de Josafat (heb. {êmeq Yehôshâfât) mencionado en Jl. 3:2, 12 como el lugar donde Dios reuniría a los paganos para el juicio. En el tiempo de Eusebio (s IV d.C.), el término se aplicaba al valle del Cedrón, que está entre Jerusalén y el Monte de los Olivos. Sin embargo, no existen evidencias de que este valle alguna vez fuera llamado "valle de Josafat" 661 en los tiempos antiguos. Es más probable que como Josafat significa "Yahweh juzga", o "Yahweh ha juzgado", Joel usara el término como una descripción de la forma en que Dios trataría a los enemigos del antiguo Israel. Estos textos también se han aplicado al juicio final de Dios sobre los malvados.


Josavía


(heb. Yôshawyâh, "Yahweh habita [en él]").


Valiente de David (1 Cr. 11:46).


Josbecasa


(heb. Yoshbeqâshâh, tal vez "sentado en dureza").


Hijo de Hemán, y jefe del 17º grupo de los 24 en que David organizó a los músicos para el servicio del templo (1 Cr. 25:4, 24).























TABLA - FUENTES - FONTS


SOUV2BalaramScaGoudyFOLIO 4.2Biblica Font







free counters


Disculpen las Molestias



TABLA de Greek Mythology

Category: Greek Mythology | A - Amp | Amp - Az | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q- R | S | T | U | V | W | X | Y | Z
Greek Mythology stub | Ab - Al | Ale - Ant | Ant - Az | B | C | D | E | F - G | H | I | K | L | M | N | O | P | Q - R | R | S | T | A - K | L - Z | Category:Greek deity stubs (593)EA2 | A | B | C | D | E | G | H | I | K | L | M | N | O | P | S | T | U | Z

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Datos personales

Seguidores